Monday, 9 July 2018

Reseña: EL SOL TAMBIÉN ES UNA ESTRELLA de Nicola Yoon.


SINOPSIS: 


Esta es la historia de una chica, de un chico y del universo.

Natasha: Soy una persona que cree en la ciencia y en los hechos. No en el destino. Ni en los sueños, que nunca se cumplen. Y tampoco soy de esa clase de chicas que se enamora perdidamente de un desconocido en una atestada calle de Nueva York. No cuando mi familia está a punto de ser deportada a Jamaica. El amor no tiene cabida en mi vida. 



Daniel: Siempre he sido el niño bueno. El estudiante modelo. A la altura de las expectativas de mis padres. Nunca he sido el poeta. Ni el soñador. Pero cuando la vi a ella por primera vez, mi mundo dio un giro y todo eso dejó de importarme. La sola presencia de Natasha me hacía pensar que el destino nos deparaba algo mucho más extraordinario... para los dos. 



El universo.

Cada momento de nuestra existencia nos ha traído a este preciso instante. Ante nosotros se abre un futuro con millones de posibilidades. ¿Cuál de ellas crees que se hará realidad?


RESEÑA:


El sol también es una estrella nos explica cómo las vidas de Natasha y Daniel se cruzan un día en que se decidirán sus futuros. Ella tiene que conseguir que no deporten a su familia a Jamaica, mientras que él tiene una entrevista para poder acceder a la universidad a la que sus padres quieren que vaya.

Esta novela no habla solo de la relación de los protagonistas a lo largo de un día en Nueva York, sino que también da mucha importancia al destino, al universo y a la ciencia. En los capítulos, que son muy cortos y fáciles de leer, se intercalan las narraciones en primera persona de Daniel y Natasha y, además, podemos encontrar otras que explican la historia de personas que se cruzan con ellos que, a pesar de ser ajenas a su relación, ejercen un papel determinante en el transcurso de los hechos que vivirán. Así mismo, a lo largo de las 300 páginas del libro, la autora reflexiona sobre el amor y sobre su poder para cambiar la vida, el futuro y el destino. 
En cuanto a los personajes, Natasha es una chica que cree en la ciencia y no en el destino. Es fuerte y no acepta de ninguna de las maneras la posibilidad de tener que abandonar su país, porque a pesar de haber nacido en Jamaica, se ha criado en Estados Unidos y se siente americana. Me ha parecido muy interesante que la autora haya profundizado en los problemas familiares de Natasha, lo cual facilita al lector entender las razones por las que es como es. 

Por otro lado, Daniel es un buen chico que nunca ha causado problemas a sus padres, hasta el punto de estar a punto de hacer la entrevista que hará posible su ingreso en la universidad para estudiar la carrera que ellos quieren: medicina. Aun así, él no tiene interés en ser médico y su pasión es la poesía. Cree en el destino, en el amor y en el universo, y es por esto que, cuando conoce a Natasha, cree que es el amor de su vida y que son almas gemelas. 

No he podido conectar con la relación romántica entre los protagonistas porque considero que se enamoran demasiado rápido. Aun así, es una historia entretenida y fácil de leer que me ha gustado bastante.

El final es simplemente perfecto, adecuado y congruente con todo el desarrollo de la historia. Tengo que reconocer que el epílogo ha conseguido ponerme la piel de gallina. 

En definitiva, El sol también es una estrella es una novela que nos transporta a un largo día por las calles de bullicio en Nueva York que nos sumerge en los problemas de dos jóvenes muy diferentes que se conocen en un momento decisivo de sus vidas. Una historia que habla de amor, destino, casualidades y sueños.

PUNTUACIÓN:


No comments:

Post a Comment