Friday, 18 May 2018

CON AMOR, SIMON. || Un vistazo en primicia al estreno del verano.


"Con Amor, Simon" me ha dejado como hacía tiempo ninguna película me dejaba. 

El Aribau Club de Barcelona ha abierto sus puertas la noche del 17 de mayo de 2018 al preestreno de la película "Con Amor, Simon" ("Love, Simon") y Fox me ha dado la oportunidad de asistir y vivirlo en primicia. Dicha película resulta ser adaptación de la novela contemporánea juvenil "Simon vs. The Homo Sapiens Agenda" de Becky Albertalli, llevada a la gran pantalla por Greg Berlanti. 

Se trata de la historia de Simon Spier, un adolescente a las puertas de la universidad con una familia normal, un grupo de amigos fantástico y un secreto: es gay. A lo largo de la película y a partir de un suceso que pone en peligro la exclusividad de su orientación sexual, Simon se ve obligado a mentir a sus amigos e incluso intentar manipular sus relaciones con tal de salvar la relación que, a través de e-mails firmados con nombres falsos, le ha hecho sentirse bien y libre.

Con una trama que parece sencilla y cliché, la historia no deja de sorprender. No solo tiene un hilo argumental estupendo y bien estructurado, sino que está abrazado por un humor que no ha dejado a nadie indiferente. Hemos reído con cada comentario sarcástico, cada expresión de los personajes... Es una obra realmente divertida, ligera y refrescante. 

Creo que lo que más ha llegado al espectador es lo cercana que es la historia, lo fácil que es verse reflejado en alguno de los personajes o en alguna de las actitudes o situaciones. Simon (Nick Robinson) protagoniza la historia con un papel espectacular que se encarga en todo momento de transmitir y transmitir y transmitir. Transmite el dolor y la frustración, el cargar con un peso sobre los hombros, el no saber cómo actuar, el sentirse perdido y desplazado, desorientado, desquiciado ante el dilema que le presenta la película. Pero también transmite lo que ser adolescente significa, el hacer locuras, enamorarse... Es impresionante lo que Nick Robinson consigue con su papel en esta película, y puedo afirmar con total seguridad que es el mejor que ha interpretado hasta la fecha. Nos deja colarnos en cada una de sus emociones, llevándolas al límite y dejando que formen parte de su personaje, arropando con verdad y sinceridad a Simon. Impresionante. No ha habido palabra que no me haya creído. Si me tengo que quedar con algo, me quedo con Nick Robinson acompañado de música sofocante en una escena de tensión, frustración y miedo que me ha encogido el corazón.



Katherine Langford es, por supuesto, una de las estrellas de la película. Su papel (Leah) es bastante importante en la trama, pero es una escena en especial con la que me quedo. Leah es una chica insegura, no cree que nadie pueda creer que es una chica "guay", y es ella misma quien afirma sentirse espectadora en el espectáculo de la vida. Creo que es un personaje con el que muchos nos vamos a poder sentir identificados.

De hecho, es en el grupo de amigos de Simon donde más verdad vamos a encontrar. Dramas emocionales entre ellos, vínculos fuertes que, obviamente, tienen sus puntos débiles en los que amenazan con disolverse, algunas traiciones...


Personajes y actores que creo que merecen una mención son Logan Miller (Martin, compañero de Simon), Tony Hale (Mr. Worth, director del instituto), Jennifer Garner (Emily, madre de Simon) y Josh Duhamel (Jack, padre de Simon). Logan Miller me ha resultado de lo más carismático y ha sabido llenar de vida y locura a su personaje, Martin. Además, creo que dicho personaje lanza un mensaje muy importante respecto al querer a una persona sin querer cambiarla. Me atrevo a decir que será uno de los personajes más comentados y queridos en esta película, en especial por una escena compartida con Alexandra Shipp (Abby, amiga de Simon y la chica que le gusta a Martin) y Simon.

En cuanto a Mr. Worth, solo puedo decir que no ha hecho más que producir carcajada tras carcajada en la sala de cine. Un personaje peculiar y divertido con el que vais a reír sin duda. Además, aunque su papel no sea imprescindible para la trama, sí que añade la pizca de surrealismo y diversión que acaba de encender a esta fantástica historia. 

Emily y Jack son el tipo de padres que me alegra que Simon tenga. Sí, todos los padres deberían aprender un poco de ellos, a entender y aceptar, a respetar y a derrumbarse cuando toca pedir perdón. Dos de las escenas más bonitas e impresionantes las protagonizan ellos, ellos y un texto precioso que consigue exprimir un mensaje que debe llegar al mundo, un grito para aquellas personas con miedo a ser como realmente son: sed libres, sed felices y sed lo que queráis ser, porque será entonces cuando seáis vosotros mismos.


Creo de todo corazón que esta película debería ser visionada en los institutos para concienciar a los jóvenes y normalizar el amplio abanico de sexualidades más allá de la heterosexualidad. Creo que trata el tema con tanta verdad que es imposible no creer en la historia y aprender de ella. Empaparse de todo lo que comparte es tarea obligatoria para la sociedad, y ojalá llegue a un amplio público que sepa valorar el impacto de una obra destinada a jóvenes, necesaria en su totalidad a nivel social y personal en muchos casos. 

Uno de los aspectos que más me han gustado ha sido cómo han recogido estereotipos, los han lanzado a la historia y los han volado en pedazos a través del humor (que si vida gay ideal en la Universidad de Los Ángeles, que si vestir como si fuer gay, etcétera). Creo que el mensaje no puede quedar más claro: seas lo que seas, no eres diferente y, te guste lo que te guste, no te define. 

No nos olvidemos del misterio que nos presenta la trama: ¿quién es la persona de la que se ha enamorado Simon? Me parece que se lleva este tema con muchísimo ingenio, y creo que cinematográficamente han jugado muchísimo con él. Nos han metido en la mente de Simon, imaginando los posibles motivos de cada sospechoso para actuar de la manera en la que lo hace. Algunos momentos hacían difícil diferenciar entre la realidad y la simple suposición de Simon, pero ahí está escondida la gracia de intentar resolver el misterio. Y sorprende, creedme cuando digo que sorprende. Y me ha encantado.

En esta película he visto reflejadas a "Por 13 razones" (no solo por la aparición de Katherine Langford, ni por su personaje con rasgos muy similares a los que interpreta en la adaptación de Jay Asher), "Las ventajas de ser un marginado", "Ciudades de papel" e incluso "High School Musical". Una mezcla de aspectos importantes bien narrados y enfocados, como por ejemplo las emociones adolescentes, los vínculos que se forman a esa edad, las frustraciones, los lazos familiares junto con toques dramáticos y completamente americanos como los partidos de fútbol y el club de teatro.

En definitiva, una historia que emociona, divierte y enseña muchísimas cosas, y que ojalá no caigan en el olvido. Yo, desde luego, os animo a verla en el cine (a partir de este junio) y a compartir lo que os ha parecido con #ConAmorSimon. Estoy segura de que no va a defraudar, al contrario. Yo tengo claro que volveré para verla una segunda vez y disfrutar de un cast tan genial con papeles estupendos y una magnífica banda sonora.

Hasta entonces, aquí os dejo el tráiler.

No comments:

Post a Comment