Monday, 20 March 2017

MUSICAL DIRTY DANCING EN MADRID 2017|| Opinión y experiencia.

Hola, Little anchors! Bienvenidos una entrada más a Marta's Bookshelf.

Hoy vengo a hablaros de lo que más me ha emocionado este mes de marzo, durante mi estancia en Madrid: el musical de Dirty Dancing.

El pasado 16 de marzo tuve el honor de presenciar el estreno de la segunda tanda de la gira de Dirty Dancing en Madrid, en el Nuevo Teatro Alcalá. A las 20.30h tuvo comienzo la obra, con una audiencia expectante y ansiosa por ver cómo los actores llevaban a cabo la representación de lo que se ha convertido en una de las historias de amor más épicas del cine. En mi caso, empecé a ver la obra sin tener idea de lo que iba a suceder, pues no había visto la película. El resultado fue apasionante.

No tengo palabras para definir lo mucho que me emocionó y lo que llegué a disfrutar no solo con los actores y el argumento, sino con la banda sonora, las coreografías y las puestas en escena. Era impresionante ver el cambio de escenarios suceder en tan poco tiempo y de manera tan meticulosa y perfecta, sin dar lugar al error. Increíble el trabajo del equipo de efectos y ambientación.


Veamos el argumento del musical: En el verano de 1963, la vida de la joven Frances “Baby” Houseman está a punto de cambiar. Estando de vacaciones junto con sus padres y su hermana mayor en el lujoso hotel Catskill Mountains de Nueva York, Baby descubre accidentalmente una desenfrenada fiesta llena de música y baile en el área de empleados. Fascinada por los provocativos pasos de baile y los hipnóticos ritmos musicales, no podrá evitar lanzarse a este mundo, sobre todo tras conocer a Johnny Castle, el instructor de baile del hotel. Baby se convertirá en su compañera de baile tanto en el escenario como fuera de él: dos jóvenes espíritus que se unirán en lo que será el más desafiante y victorioso verano de sus vidas.

Una sinopsis sencilla que en un primer momento me hizo pensar en películas juveniles actuales como "A Tres Metros Sobre el Cielo" o incluso "Camp Rock" y que acabó robándome el corazón. Soy, totalmente, una enamorada de los romances, y Dirty Dancing consiguió llegarme tanto como cualquier otra historia de amor típica podría haberlo hecho, pero con la intensidad y fuerza del directo y los actores que le dieron vida.



Con una sinopsis tan fresca como esta, ¿quién no iba a disfrutar de un musical cargado de talentosos músicos y bailarines? En concreto, me gustaría hablar de tres bailarines y personajes que me alucinaron y dejaron con ganas de más.

Amanda Digón (Baby Houseman) hizo un papel impresionante, dando vida a un personaje inocente y cargado de ganas de comerse el mundo. Consiguió contagiar esa esperanza y ese espíritu al público, y eso fue lo que me hizo conectar a la perfección con la trama y su protagonista femenina.

Continuando con los personajes femeninos, quiero mencionar a Fanny Corral (Penny Johnson) y su talento de bailarina. No me quito de la cabeza la manera en la que se comía el escenario con sus movimientos tan femeninos y definidos, seguros en todo momento sobre tacones y un suelo bajo la luz de los focos.

Por último, y sin duda el actor que no me ha dejado indiferente en ningún aspecto, Christian Sánchez (Johnny Castle). Nunca antes me había parecido tan sensual y bonito el baile en un cuerpo masculino. Me encantó ver muchas coreografías girar entorno a su baile, dando importancia al papel masculino dentro de una coreografía. Esta importancia se pudo ver muchísimo cuando Baby todavía estaba intentando aprender a controlar su cuerpo sobre el escenario y era Johnny el que la guiaba en todo momento. Simplemente espectacular.

Todos los actores se mostraron en todo momento fieles al escenario, contentos de estar sobre él, entregados al públicos y con ganas de darlo todo por el espectáculo. Fue una sensación muy bonita y emocionante, ver en directo la producción de un clásico como lo es Dirty Dancing. Tras verla solo puedo pensar en volver a verla cuando pasen por Barcelona de nuevo a finales de año, pues ha sido un musical que ha dejado huella en mi.

Artistas del musical de Dirty Dancing.

¡Hasta aquí la entrada de hoy! Espero que os haya gustado. Dejadme en los comentarios si habéis tenido la oportunidad de ver este musical en directo, o si tenéis pensado hacerlo en un futuro.


¡Nos leemos!

2 comments:

  1. ¡Hola!

    Me alegra que te gustase tanto el musical ^^ Yo nunca he ido a ver ningún musical; es más, aquí en mi ciudad el teatro que tenemos es bastante pequeñito y nunca han traído ningún musical, así que a no ser que viaje a una ciudad grande, me da a mí que me voy a quedar con las ganas ;_; Eso sí, esta obra tiene una pinta increíble y tiene que ser maravilloso verla ^^

    ¡Besos!

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡Hola! Es una pena, corazón. De verdad te recomiendo que alguna vez viajes para ver uno, porque la sensación es increíble. UN besazo <3

      Delete