Monday, 10 October 2016

Reseña: Desde que te fuiste de Morgan Matson.

SINOPSIS Y RESEÑA SIN SPOILERS:

Emily y Sloane siempre han sido mejores amigas. Pero, justo antes del que debería haber sido el verano más épico de todos, Sloane simplemente... desaparece. Y lo único que deja atrás es una lista de cosas por hacer.
En ella, hay trece tareas que Emily no haría jamás. Pero ¿y si sirvieran para devolverle a su amiga? ¿Coger manzanas por la noche? Vale, eso es fácil. ¿Bailar hasta el amanecer? Claro. ¿Por qué no? ¿Besar a un desconocido? Eh...
Emily ahora se enfrenta a un verano lleno de sorpresas, aunque contará con la ayuda inesperada de Frank Porter para tachar elementos de la lista de Sloane.
¿Nadar desnuda? Espera... ¿qué?
 

Puedo, con toda seguridad, afirmar que esta ha sido la novela de mi verano. No ha sido la mejor, ni la más bonita, ni la que más he vivido o con la que más he sufrido, pero ha sido la que más me ha hecho sentir la estación de año. No sé si leerla en verano fue lo que me hizo conectar tanto con la historia, o si la novela desprende una magia capaz de transportarte a la calurosa estación del año, pero me sentí parte de la historia, de la estación, del paisaje, de todo.

En un principio (voy a ser sincera), no me sentí cómoda con la historia, no me gustaba que Emily se sintiera tan subordinada a Sloane, tan poca cosa sin ella: no cuando Emily es una de las mejores adolescentes sobre las que he leído, con sus inseguridades y demás rasgos humanos. No me gustó nada que Sloane fuera tan relevante en su vida, porque eso le hacía sentir insuficiente sin ella a su lado... pero gracias a ese principio injusto y desagradable, el resto de historia cobra sentido y se convierte en una obra de arte.
La evolución de Emily es simplemente alucinante. Empieza siendo una simple sombra de Sloane, con miedo a actuar si no es con ella, atada a una lista de desafíos con tal de no sentirse sola... pero la vemos florecer, y me parece precioso. Cómo ella sola consigue valorarse, cómo la carta de Sloane la libera, cómo crece como persona... no me lo quito de la cabeza, y de hecho se me pone la piel de gallina cuando lo pienso.

La lista de desafíos es una detalle protagonista en la historia, pues es la fuerza de Emily, y la razón por la que conoce a gente, empieza proyectos nuevos... Es el gran escalón que la separa de ser "la amiga de Sloane" a ser "Emily", y me parece precioso que sea ella misma la que consiga darse cuenta de lo importante que es, con o sin su amiga.

Las relaciones que entabla en la locura en la cual Sloane la embarca son sensacionales. En especial me gustaría destacar a Frank, el chico bueno, ordenado y responsable que necesita a Emily tanto como Emily le necesita a él, aunque ninguno de los dos se de cuenta en un principio. Y cómo no, la autora nos demuestra que el amor puede cobrar un segundo plano en una historia, y en esta lo hace genial. No recomiendo esta novela a lxs lectorxs que busquen un romance de verano, porque van a sentirse decepcionadxs. La recomiendo a aquellxs que quieran ver a Emily descubrir quién es y rodearse de gente maravillosa que convertirán el peor verano de su vida, en el mejor.

Como en toda novela de Morgan Matson, la familia llena un papel muy importante en la trama, y es que explica mucho por qué Emily es como es. Con un hermano amante de los peligros y la adrenalina, y unos padres dramaturgos que de vez en cuando piden fiesta en la tarea de ser padres para dedicarse a escribir, Emily se siente sola en casa. Sin Sloane y con una lista de desafíos, ¿qué otra opción tiene? Pero no solo la familia de Emily se ve retratada, no. También conocemos algunos aspectos de la de Frank e incluso la de Sloane, todas ellas claves en las vidas de los protagonistas. Un trabajo realmente fascinante, conseguir tal credibilidad en los personajes y sus alrededores.

Los desafíos son muy divertidos e inspiradores. Sinceramente, me he apuntado unos cuantos para hacer yo también, pues me parece mágico lo que puede surgir de ellos. Llega un punto en que la lista no es más que papel escrito, y es Emily la que vive su vida, su aventura. Algo precioso y totalmente emocionante.

Desde que te fuiste es la novela perfecta para leer en un par de días de playa, con un refresco en la mano y el sol en la piel. Con unas páginas que te obligan a seguir leyendo, una trama sencilla pero muy adictiva y unos personajes reales, tridimensionales y diferentes, Morgan Matson nos regala la historia veraniega que quiero releer todas las estaciones del año.

PUNTUACIÓN:


6 comments:

  1. Hola guapi!
    Leí este libro y me gustó mucho! Coincido mucho contigo en lo que cuentas en la reseña, Emily era una sombra de Sloane, pero gracias a la carta le hace liberarse y vivir un poco la vida :)
    Me alegro que te haya encantado ^^
    Tienes una nueva seguidora!
    Besitos

    ReplyDelete
  2. Hola Marta,
    De esta novela tengo muy buenos recuerdos a pesar de que coincido contigo en el trato tan subordinado que recibe Emily. Pero el resto de la novela es encantador y le cogí mucho cariño a Frank. Una novela que tendrían que leer muchas adolescentes para ayudarlas a descubrir que son únicas y no tienen por qué depender de un amigo/a o la familia para ser ellas mismas y brillar con luz propia. Incluso tomé nota de una cita para tenerla a mano esos días en que parece que no vas a poder con todo:
    “No creo que tengas que hacer cosas espectaculares para ser valiente. Y, de todos modos, las cosas pequeñas son las más difíciles de hacer.”
    Besos ;)

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡Gracias por el comentario! Un besazo <3

      Delete
  3. Hola! hace unos días también leí este libro y coincidimos en varias cosas.. Te dejo mi reseña por si queres pasar a verla: http://rrarg.blogspot.com.ar/2016/10/resena-desde-que-te-fuiste.html

    Gracias por tu reseña, saludos!!

    ReplyDelete