Monday, 19 September 2016

Reseña: It Ends With Us de Colleen Hoover (Español)


SINOPSIS Y RESEÑA SIN SPOILERS:

Antes de adjuntar ninguna sinopsis oficial, me gustaría daros un consejo: leed este libro sin saber absolutamente nada. Es lo que yo hice. Sabía dos simples datos del libro, pero con conocer la pluma de la autora me bastó. Colleen Hoover es una autora que, de verdad, ha marcado mi vida lectora. No ha habido novela que no haya disfrutado, así que sabía que "It Ends With Us" sería todo un éxito. Esa confianza en la autora, sumada a la cantidad de gente hablando maravillas de la novela, fueron suficientes para mi. Al no saber nada de la historia, me sorprendí en todos los momentos justos, y nunca sabía qué iba a pasar a continuación. Es, en mi opinión, la mejor manera de leer un libro de Colleen Hoover, en especial este, ya que su gran giro y sorpresa del libro es el argumento mismo.
Si aun así queréis leer de qué trata la novela, os dejo la sinopsis en rojo, y mi breve reseña sin spoilers a continuación.

Sometimes it is the one who loves you who hurts you the most.
Lily hasn’t always had it easy, but that’s never stopped her from working hard for the life she wants. She’s come a long way from the small town in Maine where she grew up—she graduated from college, moved to Boston, and started her own business. So when she feels a spark with a gorgeous neurosurgeon named Ryle Kincaid, everything in Lily’s life suddenly seems almost too good to be true.
Ryle is assertive, stubborn, maybe even a little arrogant. He’s also sensitive, brilliant, and has a total soft spot for Lily. And the way he looks in scrubs certainly doesn’t hurt. Lily can’t get him out of her head. But Ryle’s complete aversion to relationships is disturbing. Even as Lily finds herself becoming the exception to his “no dating” rule, she can’t help but wonder what made him that way in the first place.
As questions about her new relationship overwhelm her, so do thoughts of Atlas Corrigan—her first love and a link to the past she left behind. He was her kindred spirit, her protector. When Atlas suddenly reappears, everything Lily has built with Ryle is threatened.

¿Qué decir de esta novela sin estropear ninguno de sus chocantes giros en la trama?

Después de un mes esperando a recibir este libro, me sumergí en sus páginas y no las dejé ir hasta que ya no quedaban más... a eso de las 5 de la madrugada. Decir que no podía dormir después de meterme en la cama es una sutileza comparado con lo que realmente pasó. La novela cubre temas tan oscuros y escalofriantes, y están tan bien tratados y llevados que no solo me quitó el sueño por la noche, sino que al despertarme no podía apartarme sus personajes y escenas de la cabeza.

Los personajes están tan bien trabajados y profundizados, y se notan tanto las horas de trabajo, que es verdaderamente imposible no sentirse parte de esas casi cuatrocientas páginas. Y si además tenemos en cuenta que la inspiración para esta novela viene de la propia experiencia de la autora...

Es una novela totalmente realista, cruda a más no poder, oscura como ninguna otra, y sorprendentemente, muy distinta a lo que la autora suele escribir. Es una obra de arte que todo el mundo debería leer, porque no miento ni exagero cuando digo que este libro podría cambiar vidas. Te abre los ojos de la manera más fría posible, pero es necesario para comprender las situaciones en las que vemos a los protagonistas.

Si no la habéis leído todavía, por favor, os ruego que le deis una oportunidad. Siento no poder advertir qué temas sensibles se tratan, y de verdad que lo siento mucho si esta novela afecta a alguien a nivel muy personal, pero no puedo desvelar lo que la hace especial.

Si la habéis leído, os invito a que continuéis leyendo, porque ahora viene la parte con spoilers, la parte en la que entráis vosotros. Por favor, os ruego que si vais a dejar un comentario en la entrada, aviséis si hay spoilers para no estropear la lectura de otro lector.


RESEÑA CON SPOILERS:

Hay tantas cosas que quiero decir, que no sé ni por dónde empezar. Nunca antes me había emocionado escribiendo una reseña, y eso es exactamente lo que está pasando. Pensar en la novela me hace recordar su argumento, y eso duele. Pero vamos por partes, poco a poco.

Lo que Colleen Hoover hace con las palabras en esta novela se puede considerar sinónimo de magia. La manera en la que lidera a toda una masa lectora, haciéndonos caer rendidas a los pies de Ryle para después destrozarnos el corazón... Sin palabras. Esa traición que sentí hacia la mitad de la novela es una de las emociones más preciosas y poderosas que he sentido en toda mi vida lectora, y sé que suena a locura, pero ahora mismo soy incredulidad personificada. No consigo entender cómo tinta sobre papel ha podido llegar a hacerme sentir tanto. No comprendo cómo Colleen Hoover ha podido meterme tanto bajo la piel de Lily, haciéndome perder la cabeza por Ryle a la vez que ella. No me explico cómo, a pesar de las agresiones, continúo sintiendo ese amor hacia Ryle del que Lily nunca va a poder deshacerse, el que Colleen tan meticulosamente construyó para después hacernos sentir todos y cada uno de los golpes, en sentido literal pero sobretodo figurado, que Lily debe afrontar.


Cuando al principio de la historia conozco a Ryle, con su carisma, su mirada y sus palabras en el momento exacto, siento que me va a encantar el personaje. Y no me equivoco, porque la segunda vez que aparece ya estoy completamente enamorada de él, igual que Lily, y solo quiero leer más y más sobre él. También conocemos a su familia, lo cual me encanta, porque su hermana se convierte en la mejor amiga de Lily, la que le apoya y ayuda en todo lo que puede.

Cuando Lily empieza a remover el pasado, cuando conozco a sus padres, su historia. Cuando conozco a Atlas, su situación, su impacto en Lily. Es en todos esos cuando donde conozco a Lily, la protagonista que tan bien defiende esta historia. También es en esos cuando, en los cuales Ryle no tiene nada que ver, donde empiezo a echar de menos a dicho personaje. Es una especie de adicción a él, la misma que siente Lily. Sobre todo cuando Lily menciona a Atlas, me dan ganas de cerrar el libro. Sí, es un buen personaje, muy buen compañero de Lily... pero no es Ryle. Y yo no sé si es obra de Colleen Hoover o de Ryle mismo, pero deseo que Atlas y Lily no se vuelvan a ver nunca.

Aun así, no consigo quitarme la pena que siento por la situación de Atlas. Se me parte el alma al ver que hay gente sin hogar sin haberlo buscado y el rechazo social que les envuelve. El vínculo que se crea entre Lily y él me parece precioso, pero quiero que se quede en el pasado.

Ryle deja atrás su costumbre de enamorar a las mujeres por una sola noche, dispuesto a pasar el resto de su vida con Lily. Porque él está tan enamorado de ella como Lily de él. Como yo. Y claro, me derrito por lo atento que es, lo mucho que demuestra que quiere a nuestra protagonista, lo mucho que hace sentir a mí.

Hasta que el primer golpe llega, e incluso yo, con una crisis nerviosa mientras leo, intento construir excusas para su comportamiento. Como Lily. Ambas nos convencemos de que "ha sido mi culpa por haberme reído", y aunque en el fondo sé tan bien como Lily que no debería haber formulado esas excusas, me aferro a Ryle porque no quiero dejarle ir. Porque quiere a Lily, como ella a él. Como yo. En el momento de explicar a Allysa lo ocurrido, prometo que puedo escuchar un pedacito de mi corazón romperse, porque como Lily veía a su madre hacer, mienten, lo ocultan.

Aquí es cuando Atlas aparece, y a mí me saca de mis casillas. Porque sí, porque a pesar de entender lo especial que Lily fue para él, de verdad siento que no tiene por qué meterse entre ella y Ryle. Lily siente lo mismo, y de alguna manera me hace sentir mejor, porque no estoy sola en  mitad de una locura.

Y el segundo golpe llega. Y a pesar de la promesa de Lily de irse si eso ocurría, deseo con todas mis fuerzas que se trate de un malentendido, porque Ryle le quiere, y ella a él. Tengo la suerte de mi lado, porque Lily opina lo mismo que yo y decide no dejarle. En el fondo estoy segura de que Ryle no se mantendrá firme a su promesa, pero no me importa porque un hilo de esperanza me impide ver la realidad. Como le pasa a Lily.

Pero después Colleen me sorprende con un pasado de Ryle que me da pie a perdonar su manera de actuar. Averiguo que de pequeño tuvo que presenciar la muerte de su hermano, a quien él mismo mató por equivocación, y por algún motivo, por verle tan vulnerable, ambas Lily y yo le perdonamos y no le dejamos ir. Otra vez. Cada vez el sentimiento de inseguridad es más grande, pero es que Ryle quiere a Lily, y cuando le agrede lo hace porque no es él, es su maldito trauma del pasado. Soy tan vulnerable a su amor como lo es Lily, y me creo todas y cada una de sus promesas de que nunca más volverá a pasar.

Y llega el tercer y más brutal golpe. Una casi violación, una paliza que marca a Lily con sangre. Y mi corazón se rompe con el suyo. No puedo parar las lágrimas y me siento desesperada, porque Lily también lo está, y no puede recurrir a sus amigos porque resultan ser familia del hombre que le acaba de pegar. Tampoco puede recurrir a su madre, porque ella fue víctima de lo mismo o incluso peor, y Lily sabe que si su madre le da la opción, volverá corriendo a los brazos de Ryle. Porque se quieren. Oigo lo que queda de mi corazón romperse en tantos pedazos que no sé ni cómo consigo sostener el libro delante de mí. No veo bien el papel por las lágrimas, y es que Lily había guardado el teléfono de Atlas, porque sabía que algún día su marido volvería a abusar de ella. Y yo también los sabía.

Y cuando creo que no me quedan más lágrimas por llorar, cuando me siento tan traicionada que ya casi me convenzo de que no quiero que Lily vuelva con Ryle por mucho que le prometa su amor, ella descubre que lleva dentro una vida con la mitad de información genética de él. Y lo mantiene oculto durante meses, hasta cuando Ryle vuelve de un viaje de trabajo para decirle que se va a mudar, que lo entiende, que no se puede quedar... pero que teniendo un hijo en camino no puede permitirse alejarse de ella. Y esos últimos meses de embarazo me chocan como olas enormes en las que me podría ahogar, porque él cuida de ella, y ella lo sabe, y no sabe qué es lo mejor para ambos.

Y cuando Emerson llega al mundo, y ella decide que no va a permitir que la pequeña sienta por su padre lo mismo que ella había sentido por el suyo, mi corazón se rompe un poco más, a pesar de parecer imposible. Me duelen los ojos de llorar y tengo la piel de gallina, porque aunque yo también sé que es lo mejor, lo lógico, lo bueno y saludable para esa niña, duele. Porque se quieren. Porque como Lily dice, "hay más bueno que malo en él".

El epílogo me hace feliz pero muy triste a la vez, porque a pesar de que me alegra que mantengan una relación cordial y saludable por el bien de su hija, Atlas vuelve a aparecer, y, por lo menos hasta donde puedo leer, no tiene intención de volverse a ir, ahora que su vida es lo suficiente buena para Lily.

Cuando cierro el libro, destrozada y completamente destrozada, sin nada de sueño en mitad de la noche, me odio por todavía querer ver un futuro de Lily con Ryle. Y es entonces cuando lo entiendo todo.

Es muy fácil decir "si yo fuera Lily, me hubiera ido después del primer golpe" pero hacerlo no lo es tanto. Como habéis podido leer en los últimos párrafos, hablo de mí como de otro personaje más, porque así es como Colleen me ha tratado. He sido Lily a lo largo de todo el libro, entrando a ciegas en una relación tóxica, perdida y enamorada del hombre incorrecto. Es muy fácil criticar a una mujer supuestamente débil por quedarse con su marido a pesar de las palizas, es muy fácil, yo también lo he hecho, y estoy segura de que tú, querido lector, también lo has hecho. Es tan fácil, que cuando esta autora nos lleva dentro de la relación, nos sorprendemos queriendo hacer justamente lo que tanto criticábamos antes: quedarnos, no huir.

La historia de Lily es realmente inspiradora, porque aunque no lo parezca, Lily es una chica muy valiente y fuerte, poderosa. La decisión que toma al final, dejar al hombre del que está enamorada por el bien de su hija, esa es la decisión más fría y bonita que he leído nunca. Me he sentido muy orgullosa de ella en todo momento, con su negocio y su familia. No he dudado ni un segundo de su valentía. Ante mis ojos, enamorada de Ryle tanto como ella, pensaba estaba haciendo lo correcto, perdonando cada golpe. Y así es cómo Colleen Hoover mete al lector en la vida de una mujer maltratada. En una vida real, con las partes difíciles incluidas.

La nota de la autora al final del libro es incluso más dura, porque se explica el por qué se trata de una novela tan sumamente realista y cruda. He llorado por Colleen, por su madre y por todas las mujeres que han tenido que vivir (o que hoy en día viven) una situación semejante a la plasmada en la novela. Nadie debería sentirse como Lily, nadie debería sentir miedo de su pareja, nadie debería vivir bajo una amenaza emocional. Nadie debería escuchar un "¿pero eres tonta? Déjalo y vete, no te quiere", y este mensaje tan crudo y escalofriante lo he aprendido con la novela, porque realmente es imposible dejarlo cuando eres tú la que vive en esa relación.

En resumen, It Ends With Us es una lección de vida, una de esas novelas que te llevan al otro campo y te obligan a ver las jugadas que siempre has mirado desde lejos. Una obra de arte con un gran impacto que todo el mundo debería leer para entender y ayudar de la manera correcta a las víctimas del abuso doméstico.

PUNTUACIÓN:


6 comments:

  1. Me alegra que te haya gustado tanto! Yo no paro de leer cosas buenas sobre este libro y tengo muchas ganas de leerlo pronto.
    Un saludo :)

    ReplyDelete
  2. Holaaa. Pues después de leer tú reseña... estoy pensando en comprarlo, ya que también hace tiempo que quiero leer algo de esta autora. Aunque mi gran pregunta es... ¿esta en español?
    Un beso❤

    ReplyDelete
    Replies
    1. Todavía no se sabe nada sobre una posible publicación en España, pero espero que la lancen pronto. Un beso! <3

      Delete
  3. This comment has been removed by the author.

    ReplyDelete
  4. Este libro me ha encantado, de verdad... Y he llorado como loca. Me encanta leer las reseñas y descubrir que a muchas les a gustado tanto como a mi.

    ReplyDelete